El futuro de la cultura es abierto (menos en España)

Creative Commons a vessel ideas Image credits: perpetualplum. CC-BY-SA

Creative Commons a vessel ideas
Image credits: perpetualplum. CC-BY-SA

A principios de julio Creative Commons lanzaba su último informe anual bajo el lema “The Future is Open“. En él, los defensores de la cultura libre podíamos encontrar información sobre la versión 4.0 de las licencias CC, la gran comunidad internacional que se está construyendo en torno a ellas y una serie de experiencias y casos que demuestran cómo el mundo avanza hacia una cultura libre y participativa en la que los derechos de autor no son una traba, sino una herramienta para hacer el consumo cultural más accesible a todos los colectivos de la sociedad en cualquier parte del mundo.

Organizaciones, colectivos, instituciones y autores se han embarcado en un viaje maravilloso hacía ese futuro abierto. Sin embargo, España se desmarca y parece cerrar sus fronteras a la cultura libre. Durante este verano la polémica ha estado servida con dos temas especialmente sonados. Uno que ya se venía gestando desde hacía meses y otro como caído del cielo para la indignación de muchos profesionales del sector. Hablo de la famosa #TasaGoogle o #CanonAEDE, por un lado, y del úlitmo decretazo del gobierno por otro. Vayamos por partes.

1. El #CanonAEDE

Los juristas de arrobaLex lo definen (en un artículo muy recomendable) como un intento de algunos editores de periódicos españoles para cobrar por aquellos servicios que enlacen a sus noticias digitales.

Esta propuesta del gobierno ha levantado ampollas tanto dentro como fuera de España. Hace unos días, el confidencial publicaba una recopilación de críticas a la medida entre las que destacan las siguientes: “situación ridícula”, “proyecto peligroso”, “locura” y “represión innecesaria”. Yo, sin duda, me quedo con la que hacía Glyn Moody en TechDirt el 12 de Agosto:

“I can’t believe even the Spanish legislators who put together this misguided law really intended this attack on the Creative Commons world, but that simply suggests they are largely clueless about how the digital world and its commons operate.”

(Traducción: “Ni si quiera me creo que los legisladores españoles que han elaborado esta ley equivocada tuvieran realmente la intención de atacar al mundo Creative Commons, el contenido de esta ley simplemente sugiere que no tienen ni idea de cómo funciona el mundo digital”)

Desde la propia cuenta oficial de Creative Commons en Twitter también lamentaban la noticia:

Sí sí, incluso los trabajos licenciados por sus autores bajo Creative Commons se verían afectados si la tasa entra en vigor puesto que, según la ley, “este derecho será irrenunciable”. Bastante escabroso, ¿verdad? Pues vamos con el siguiente punto, que también tiene tela marinera.

2. El pago por préstamo en establecimientos públicos

En cuanto al Real Decreto 624/2014, de 18 de julio, por el que se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público, simplemente comentar que fue aprobado el pasado 1 de Agosto y que básicamente, viene a decir que las bibliotecas tendrán que pagar una cuota por cada ejemplar y por cada usuario del servicio de préstamo. El “importe” lo recaudará una sociedad de gestión de derechos de autor para, posteriormente, “repartirlo” entre los mismos. Osea, que parte del presupuesto de las bibliotecas públicas, que practicamente agonizan por subsitir hoy en día, irá a parar (a partir del 1 de enero de 2016) a manos de estas entidades de gestión. Para más información sobre el tema podéis leer este post de Julián Marquina que abordó en primicia la noticia.

Así que parece que corren malos tiempos para la cultura libre en España. Estas dos medidas restringen, de una forma u otra, el acceso a la cultura y limitan la participación del ciudadano en su difusión. Una pena tener que lidiar con estos impedimentos, aunque también un motivo más para diseñar proyectos participativos y abiertos, que permitan experimentar las bondades de la cultura libre en primera persona y, poco a poco, ir cambiando esta mentalidad cerrada e hiper-economicista que todavía tienen algunos medios e instituciones en este lado del mundo.

 

4 comentarios en “El futuro de la cultura es abierto (menos en España)

  • ¡Gracias por los enlaces del artículo!
    Ambas noticias son increíbles y el hecho de que ni el propio autor de la obra pueda decidir sobre su difusión me parece absurdo. Por no hablar del hecho de que una sociedad de gestión recaude dinero de los préstamos de una biblioteca pública.
    ¡Un saludo!

  • Gracias por compartir un completo análisis sobre estas dos medidas, que han dado mucho que hablar en esta edición del curso “Arte y cultura en circulación”. España es un país que desde las iniciativas de la sociedad civil, inspira a otros para crear proyectos libres, abiertos y colaborativos, pero que lamentablemente, desde la nueva legislación y la política pública, viene dando ejemplos en contrario. Se trata de dos medidas que se basan en un supuesto “daño” causado a los autores: el “daño” causado por las bibliotecas” y el “daño” causado por Internet. Cuando todos sabemos que las bibliotecas e Internet son espacios que benefician a los autores al promover la difusión de la cultura. Esperemos que en el futuro haya suficiente presión social para corregir estos errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *