Entrevista a Laboratorio Bambara: creación multidisciplinar, abierta y experimental 1/2

Nos gusta cacharrear con la tecnología como arduino, la fabricación digital, la robótica, fabricar nuestros propios aparatos de iluminación y diversos desarrollos para la creación audiovisual y la animación… Pero también nos gusta implicarnos en la recuperación y puesta en valor de la cultura, sobre todo la que tenemos más cerca de nosotros. Y para que todo el proceso sea abierto, tratamos de utilizar tecnologías y licencias abiertas.

¿Qué es Laboratorio Bambara?

Laboratorio Bambara son dos cosas a un mismo tiempo: un espacio físico y un colectivo, con el objetivo común de trabajar entorno al conocimiento compartido.

El espacio, ubicado la provincia de León, se rige por las cuatro libertades del Software Libre, concepto creado por Richard Stallman en torno a 1984:

 

Laboratorio Bambara

Laboratorio Bambara

  • La libertad de usar el espacio con cualquier propósito (libertad 0)
  • La libertad de estudiar cómo funciona el espacio y modificarlo, adaptándolo a tus necesidades (libertad 1)
  • La libertad de distribuir copias del espacio, con lo cual puedes ayudar a tu prójimo (libertad 2)
  • La libertad de mejorar el espacio y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie (libertad 3)

En él desarrollamos nuestros proyectos como colectivo y también tiene su centro de trabajo la productora Bambara Zinema.

Como el espacio no siempre está utilizado al 100% decidimos alojar proyectos de otros creadores.

Para nosotros, una condición “deseable” para alojar otros proyectos es que sigan, en alguna medida, dicha filosofía del Software Libre, e intentamos con ello que el conocimiento se comparta. Esto se podría llevar a cabo de muchas maneras, por ejemplo, haciendo una publicación sobre el proceso de trabajo que el colectivo o creador hayan llevado a cabo en el Laboratorio.

Por otro lado, las propuestas del Laboratorio Bambara como colectivo, parten de la experimentación. Nos gusta jugar con el error (solemos incluirlo en nuestros trabajos), con las técnicas manuales (alejados de los grandes efectos realizados por ordenador), con la tecnología pasada de moda (otros la llamarán obsoleta) y con las nuevas tecnologías a un mismo tiempo.

Tenemos dos técnicas o campos de investigación predilectos: el timelapse y el stop-motion.

Nos gusta cacharrear con la tecnología como arduino, la fabricación digital, la robótica, fabricar nuestros propios aparatos de iluminación y diversos desarrollos para la creación audiovisual y la animación… Pero también nos gusta implicarnos en la recuperación y puesta en valor de la cultura, sobre todo la que tenemos más cerca de nosotros. Y para que todo el proceso sea abierto, tratamos de utilizar tecnologías y licencias abiertas. Otra parte importante en el proceso de trabajo son las redes de colaboración, que quedan explicadas en nuestra intervención en el Pechakucha Night León Vol.3:

¿Proyectos o trabajos destacados que queráis compartir con nosotros?

Muchos 🙂

El primer proyecto que tuvimos que afrontar, fue decidir cómo se iba a utilizar el espacio, tanto por nosotros como por aquellas personas o colectivos que quisiesen desarrollar su trabajo en el mismo.

Para ello, en el marco del Festival de Cultura Libre K-maleón 2012 incluimos una actividad denominada «LabBambara. Un espacio en código abierto» donde llevamos a cabo una jornada de puertas abiertas destinada a presentar el espacio. En esta jornada, junto con otros agentes culturales de la ciudad y público en general, debatimos cuales serían las mejoras propuestas y fórmulas de uso del espacio partiendo de las cuatro libertades que antes definimos. De este debate, surgió la forma final en la que, hasta el momento, organizamos el espacio.

Cambiando de tercio, una de nuestras áreas de interés es el arte urbano y cómo este modifica la ciudad con el paso del tiempo, coloreando en muchas ocasiones espacios oscuros y lúgubres.

Uno de los proyectos que gira en torno a este tema, es el trabajo sobre La Ratonera; la que un día fuera una gran finca familiar en las afueras de León, abandonada, y que más tarde fue utilizada como centro social ocupado. En este trabajo audiovisual, mostramos el estado de este edificio en 2010. En la actualidad, gran parte de las dependencias son inaccesibles, puesto que se han derrumbado, pudiendo observarse el paso del tiempo y de las huellas que han dejado distintas personas en su interior.

Dependencia superior de La Ratonera C.S.O. Fuente: Laboratorio Bambara

Dependencia superior de La Ratonera C.S.O. Fuente: Laboratorio Bambara

La ratonera CSO, fue un proceso de descubrimiento. Vimos el edificio y nos adentramos en él con nuestras cámaras, capturando lo que nos llamaba la atención. El montaje pedía una música misteriosa, electrónica, oscura; la obtuvimos gracias a Jamendo y gracias a la cultura libre. Aunque la licencia permitía el uso de la música, contactamos con sus autores para solicitar permiso de uso para nuestra obra.

Otro destacado es Surya Namaskara. El timelapse es el motor que mueve este cortometraje de ficción, y la defensa de la naturaleza el mensaje que transmite. Surya Namaskara se desarrolló entre el verano y el otoño de 2011, el reto era realizar un cortometraje de ficción con la técnica del timelapse. Este último requerimiento venía impuesto por el festival BBK Timelapse al que iba destinado nuestro trabajo. El jurado del festival nos concedió el primer premio de la categoría abierta, lo que nos animó a seguir distribuyéndolo; siendo el ccVAD Valladolid Creative Commons Film Festival uno de los últimos festivales en los que se ha proyectado.

Fotograma del cortometraje Surya Namaskara. Fuente: Bambara Zinema

Fotograma del cortometraje Surya Namaskara. Fuente: Bambara Zinema

La defensa y difusión de la figura histórica de los Concejos es el objetivo del proyecto denominado «La voz del Concejo». La Asociación Cultural Faceira, nos propuso llevar a cabo un audiovisual para ahondar en su conocimiento. La fase de grabación ya ha sido realizada y la materia ha resultado tan amplia, rica y estimulante, con tantas raíces en el presente, en el pasado y en el futuro que el proyecto ha ido creciendo y evolucionando hasta transformarse en una propuesta transmedia. Ya hemos llevado a cabo un cortometraje (o mejor dicho un video ensayo) y en estos momentos nos encontramos en el proceso de creación de un documental web o WebDoc y un largometraje para poder ahondar suficientemente en la figura histórica de los concejos, la primera entidad representativa de la democracia de la historia. El proyecto también ha recibido el apoyo y la ayuda de Confederación española de Centros y Clubes UNESCO así como de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia junto con quienes estamos realizando los trámites para que los Concejos sean declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Cartel del cortometraje documental «Concejo de vecinos». Fuente: Laboratorio Bambara

Cartel del cortometraje documental «Concejo de vecinos». Fuente: Laboratorio Bambara

También queremos destacar a SMAUG, un proyecto que se lleva fraguando desde 2010. Este será una serie de animación en stopmotion que girará entorno a un dragón alcohólico que trata de superar su adicción. Para conseguir su objetivo, busca la ayuda de un Doctor llamado Jekyll. Tras el tratamiento del desdoblado Mr. Hyde, Smaug cree estar curado, pero realmente ha adquirido un trastorno disociativo de la identidad. Las consecuencias de este trastorno imbuido y el origen del alcoholismo serán la base de nuestra historia. El pistoletazo de salida a la serie comienza en 2015, con la peculiar felicitación de navidad que nos hace SMAUG desde su destartalada buhardilla.

Para terminar, queríamos destacar el premio #Bambaramigo que nace con la idea de premiar la actividad y amistad de personas o entidades que hagan una labor destacada, diferente, dicharachera y que con ello aporten también un beneficio en su entorno. El premio lo han recibido el Bar Belmondo en 2013, con renovación en 2014; La colaborativa ha recibido el bambaramigo 2014.

Aquí os dejamos esta interesante reflexión de La Colaborativa en agradecimiento al premio:

“En ocasiones hemos dejado post sobre los cuidados, sobre lo que estos implican desde una perspectiva ética. La vecindad bien entendida tiene mucho de ello, de cuidarse mutuamente, sin ñoñismos. Hoy, al llegar a La Colaborativa y ver a Mukullu, hemos sentido una buena descarga de ese cuidado. Por eso, nuestra alegría al recibir el #BambaraAmigo2014 más que una exclamación era un reconocimiento. Sí, hay premios que son más que premios y, para nosotr*s, lo son porque encierran una carga “micropolítica”, hablan de otros modos de relación entre profesionales y ciudadanía (y a la inversa, que no siempre es tan sencillo) e implican esta clase de matices…”

Premio Bambaramigo de 2014 a La colaborativa. Fuente: Laboratorio Bambara

Premio Bambaramigo de 2014 a La colaborativa. Fuente: Laboratorio Bambara

Premio Bambaramigo de 2014 a Yago Belmondo. Fuente: Laboratorio Bambara

Premio Bambaramigo de 2014 a Yago Belmondo. Fuente: Laboratorio Bambara

Por otro lado, también queremos hacer un reconocimiento a proyectos interesantes que no hemos impulsado directamente, pero que sí se han desarrollado en nuestro espacio y en los que hemos estado involucrados de una forma u otra. Son los siguientes:

¿Cuáles son vuestras fuentes de inspiración? ¿De qué hablan vuestros trabajos?

El Laboratorio Bambara tiene definidas unas áreas de interés que son las que nos aconsejan y hacen que nuestro trabajo se realice de una forma determinada. Pero, sobre todo, intentamos que el trabajo nos motive, nos guste realizarlo y nos divierta el proceso y su resultado, si esto no se cumple, quiere decir que el trabajo no es interesante y que no lo vamos a desarrollar con todos nuestros sentidos.

La inspiración nos llega de todas partes, de un sueño/pesadilla que te adormece/atormenta una noche, de un pequeño detalle visto en el campo, de las tradiciones, de la ruina, el arte urbano o rural, de los procesos del día a día, de una conversación con amigos, del vuelo de un pájaro, de las formas que nos rodean, de los dibujos que nos salen mecánicamente mientras tomamos un café caliente en una de esas tardes invernales que caracterizan nuestro León… de las historias que nos cuentan, de las historias que nos inventamos, de historias clásicas, de historias modernas…

Nuestros trabajos mezclan nuestras inspiraciones y hablan del resultado que se obtiene. En Surya Namaskara nos inspiraron los pájaros, las formas redondeadas de las alpacas y los campos de trigo, y habla sobre el respeto hacia la naturaleza y el daño que le estamos haciendo.

Smaug, por ejemplo, nace de un dibujo al azar realizado un día en un pequeño cuaderno, en un café de León. A raíz de ese dibujo, un dragón de un solo pie, hemos creado un mundo alrededor de él y extrañamente lo hemos entremezclado con un clásico: El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde de Robert Louis Balfour Stevenson, entre las especulaciones sobre la obra original que este escribió y la que finalmente ha llegado a nuestros días y conocida por el gran público. Este proceso nos ha llevado varios años, hasta llegar al hilo conductor que realmente nos satisface y muestra algo con lo que conectamos internamente, pero con lo que podemos divertirnos durante el proceso de creación.

Nueva distribución del laboratorio a cargo de Beriot Bernardini Arquitectos. Fuente: Laboratorio Bambara

Nueva distribución del laboratorio a cargo de Beriot Bernardini Arquitectos. Fuente: Laboratorio Bambara

Laboratorio Bambara | Web | Twitter | Vimeo |

—————————————————————–

>> Lee la segunda parte de la entrevista AQUÍ

2 comentarios en “Entrevista a Laboratorio Bambara: creación multidisciplinar, abierta y experimental 1/2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *