Sobre Processing, arte digital y cultura libre

Process Compendium 2004-2010 by Casey Reas

Process Compendium 2004-2010 by Casey Reas

¿Qué es el código creativo? ¿A qué mutaciones se expone el arte cuando entra en juego con la tecnología? ¿Influyen los principios de la cultura libre en la manera de enfrentarse a la creación artística?

El ciclo de cine documental en el que Culturatorium colabora con BitLAV pretende servir de punto de encuentro y reflexión sobre estas (y otras) inquietudes relacionadas con la creación digital y la cultura libre. En la tercera sesión de este #docuFORUM, que tuvo lugar el pasado 22 de abril, nos centramos específicamente en la importancia de tener acceso a herramientas abiertas que nos permitan analizar y comunicar datos e ideas desde otros puntos de vista.

Como posición de partida, proyectamos el documental Hello World! Processing, de Ultra-Lab y realizado por los artistas visuales Raúl Alaejos y Abelardo Gil-Fournier. La película explica detalladamente qué es Processing: un lenguaje de programación, entorno de desarrollo y comunidad online que lleva en marcha desde 2001. El proyecto, impulsado inicalmente por Ben Fry y Casey Reas, surgió como un cuaderno de bocetos de software, para enseñar los fundamentos de la programación informática en un contexto visual. Con el tiempo y gracias a las aportaciones de su comunidad de usuarios, ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta profesional, utilizada por miles de estudiantes, diseñadores, artistas e investigadores para aprentender, prototipar y crear.

Durante el debate, en el que nos acompañaron artistas plásticos y escénicos, ilustradores, informáticos, estudiantes, consultores especializados en tecnología, investigadores y gestores culturales para enriquecer la conversación compartiendo sus experiencias, mantuvimos un interesante intercambio de opiniones e ideas sobre varios puntos, de los que podéis encontrar un resumen a continuación.

Hablamos de las particularidades de Processing como herramienta de código creativo. Basar la funcionalidad este lenguaje en sketches, a modo de cuaderno de bocetos en los que realizar pruebas de ensayo-error o de testeo, parece precesimaente la clave que ha permitido poner la programación al alcance de cualquiera, para crear y diseñar visuales de forma virtual.

Este nuevo tipo de software, desarrollado a través de procesos iterativos (fundamentados en resolver problemas mediante aproximaciones a partir de una estimación inicial) ha abierto las puertas del universo digital a profesionales de otras áreas, que se han visto atraídos por las posibilidades que derivan del código. De alguna manera, Processing nos ofrece un nuevo lenguaje, que potencia nuestra capacidad de comprensión y nos permite visualizar conceptos desde distintos ángulos. Es igualmente útil para disciplinas tan distinas como la física, el diseño industrial, el arte o el periodismo de datos. Nos permite comprender mejor un presente marcado por la abundacia de información, que se vuelve comprensible gracias al procesado de imágen.

Otro punto que nos mantuvo en conversación largo y tendido fue la relación de la tecnología con la creación artística y el cambio de paradigma que supone la aceptación del arte digital. Los participantes plantearon cuestiones como la divergencia y convergencia entre lo que se ha venido haciendo hasta ahora: “lo artesanal” frente a “lo nuevo” – marcado por innovadoras herramientas y procesos de trabajo apoyados en entornos virtuales – . De ahí surgieron otras reflexiones, como la brecha digital llevada al marco artístico o la propia naturaleza de la informática como ciencia, que también tiene ramas que reivindican “lo artesanal del propio código y su desarrollo” o que bebe de disciplinas meramente sociales como la psicología, el neuromarketing o las humanidades.

A través del visionado del vídeos, fuimos profundizando en estos y otros conceptos.


La pieza Unnamed Soundsculpture, de Daniel Franke y Cedri Kiefer, nos muestra ya muchas de la posibilidades que surgen al combinar lo analógico y lo digital. Sin embargo, como apuntaron algunos de los participantes en el debate, es importante mantener la mira en trascender el efectismo y servirse de la tecnología también para ofrecer un discurso o un mensaje más profundo, que genere un cambio en el espectador.

Firewall, una instalación interactiva creada por Aaron Sherwood y Mike Allison, sirvió para ejemplificar las posibilidades más disruptivas que pueden derivar de la inclusión de nuevas tecnologías en los procesos de creación artística. Más allá de producir nuevas estéticas, siempre interesantes, pero similares a la hora de proponer el acercamiento del especatador a la obra en cuestión (ya sea un cuadro estático o una pieza audiovisual), la interacción parece el auténtico campo en el que la tecnología puede aportar cambios sustanciales a la concepción actual de arte, involucrando al público a través de posibilidades que no existían hasta ahora.

Por otro lado, se mencionó la importancia de crear comunidades potentes, en las que el individuo encuentra soporte y compañía, y que son fundamentales para mantener y hacer evolucionar proyectos como Processing o Wikipedia.

Llevando el debate a un plano más general, también se discutió sobre el contexto social actual, marcado por un fuerte capitalismo y consumismo que nos convierte en meros usuarios, alejándonos del rol de productores o creadores. No sólo desconocemos el funcionamiento del código o los equipos informáticos que utilizamos, incomprensibles para la mayoría; sino también el de herramientas cotidianas “más sencillas”. Al sistema no le interesa que el conocimiento se democratice y frente a esta realidad cobra cada vez más importancia la posibilidad de disponer de herramientas y datos abiertos, que empoderen al individuo para tomar control sobre sus propios procesos.

Acerca de esto último podremos profundiar en la próxima cita, la última de este primer ciclo documental, que tendrá lugar el 17 de junio a las 18h00 en la Sala Negra del LAVA y en la que proyectaremos el documental The Story of Aaron Swartz: The Internet’s Own Boy.

¡Os esperamos!

The Story of Aaron Swartz: The Internet's Own Boy

The Story of Aaron Swartz: The Internet’s Own Boy – Próxima proyección en #docuFORUM – 17 de Junio de 2015

 

 

1 comentario en “Sobre Processing, arte digital y cultura libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *